El Barça salva el primer match-ball por LaLiga (2-4)




Leo Messi se apuntó un nuevo hat trick en la victoria del Barça en Sevilla. Los de Valverde más cerca del título.

CRÓNICA OFICIAL | Sevilla FC

El Sevilla FC fue mucho más que diez jugadores del FC Barcelona, pero Messi volvió a ser más que todos los demás. El argentino se encargó personalmente de destrozar para el Sevilla FC un partido que demostró que, con la actitud adecuada, el equipo de Machín es capaz de superar a cualquiera que se ponga por delante. Pero el máximo goleador de LaLiga le sigue teniendo tomada la medida a los de Nervión, a los que mantiene como víctima favorita. Jesús Navas y Mercado permtieron que el equipo se fuera al descanso por delante, pero en una segunda parte muy distinta a la primera, el Barcelona fue más efectivo y acabó acosando hasta derribar a los locales. Incluso el cambio de sistema, que sorprendió al Barcelona en el arranque, fue insuficiente para superar a un Barcelona con capacidad de reacción.

Sin que estuviera expresamente presente lo ocurrido hace apenas unos días en el Camp Nou en la vuelta de la Copa, si algo tenía claro Pablo Machín es que su equipo no podía repetir la imagen de aquel partido. Para muestra, el centro de Ben Yedder en el primer minuto que remató Promes con todo a favor a las manos de Ter Stegen. Ocasión clarísima que acabó en fuera de juego del holandés pero que supuso, aún muy pronto, el primer aviso nervionense. A partir de ahí el Sevilla supo cómo afrontar las acometidas azulgranas, un ataque el visitante que tenía a todas sus figuras sobre el césped. El equipo se mostraba bien pertrechado en defensa y con la variante de Wöber como extremo zurdo. Pasados los diez de juego lo intentó Coutinho desde muy lejos, con atajada más efectiva que vistosa de Vaclík. El partido estaba bonito pero quizás faltaba el movimiento en las áreas, algo que se encargó de romper Jesús Navas. En su partido 650 en la élite, el palaciego acertó entre Piqué y Ter Stegen con un tiro cruzado tras una gran contra de Ben Yedder.

El primer paso estaba dado, pero con Messi ya se sabe y en la primera ocasión de réplica para el argentino, el empate subió al marcador. Centro desde la esquina de Rakitic para el albiceleste, que demasiado solo dentro del área, engancha su pierna izquierda para ponerla imposible a Vaclík. Ahí se vieron los mejores minutos azulgranas de la primera parte, con una contra de Piqué incluida que se vistió de delantero para acabar forzando un saque de esquina con Sergi Gómez. Sin embargo, el Sevilla iba a llegar al descanso esprintando y eso le dio como para volver a adelantarse en el marcador. Fue en una acción de fe de Sarabia, que la salvó en la línea de fondo con la pierna mala y asistió a Mercado, que había subido a la presión y que no falló con un tiro cruzado para poner boca abajo el Sánchez-Pizjuán. Siguió aprentando el plantel de Machín en los tres minutos que quedaban hasta el intermedio, en los que Kjaer tuvo incluso el tercero de cabeza, pero su testarazo en el segundo palo se marchó alto.

Le costó algo más entrar en juego al Sevilla en la segunda parte, en la que ya salieron Dembelé y Sergi Roberto. El francés aportó mucho dinamismo al ataque culé y cuando el equipo de Machín intentaba engrasar la maquinaria, las lesiones le hicieron mucho daño. Primero Mercado y posteriormente Wöber, que estaba firmando un magnífico partido, se vieron obligados a abandonar el terreno de juego y el equipo nervionense perdió gran parte de la chispa del primer tiempo. Los visitantes controlaban el centro del campo y el equipo sevillista intentaba, sin demasiada fortuna, sacar adelante alguna contra. Aunque atrás seguía muy serio, el equipo tuvo que retroceder líneas y Messi aprovechó la que tuvo mediado el segundo acto para clavarla incluso con la derecha. Otro mazazo para un equipo que veía mucho más difícil volver a levantarse, pero que se mantuvo vivo buscando alguna acción que le pusiera por delante. Los cambios estaban ya consumidos desde el minuto 60 y sólo quedaba esperar alguna acción a balón parado o una contra para el 3-2.

Por desgracia, cuando quedaban cinco para el final, el hombre del partido se iba a encontrar un rechace a tiro de Aleñá para batir por bajo en su salida a Vaclík. Si en los dos primeros goles se la fabricó el astro argentino, en esta ocasión sólo tuvo que esperar que el balón le cayese a los pies para darle la puntilla casi definitiva al marcador. Aún quedaba el varapalo final, con el Sevilla volcado sin nada que perder, en el tiempo de descuento. Pase de Messi y sombrero de Luis Suárez para colocar un más que injusto 2-4 final, que casi una vuelta después saca a los nervionenses de la zona de Liga de Campeones. Es ahora el Getafe el morador de la cuarta plaza, que tocará recuperar el próximo sábado en El Alcoraz ante una SD Huesca que no está precisamente para dejarse puntos en el camino ante un Sevilla obligado a reaccionar fuera de casa.

2. SEVILLA FC:: Vaclík, Mercado (Franco Vázquez, minuto 51), Kjaer, Sergi Gómez, Jesús Navas, Rog (Roque Mesa, minuto 62), Banega, Sarabia, Wöber (Amadou, minuto 58), Ben Yedder y Promes.

4. FC BARCELONA: Ter Stegen, Semedo (Sergi Roberto, minuto 46), Piqué, Umtiti, Jordi Alba, Rakitic, Busquets, Arturo Vidal (Dembelé, minuto 46), Messi, Luis Suárez y Coutinho (Aleñá, minuto 79).

GOLES: 1-0, minuto 22: Jesús Navas; 1-1, minuto 26: Messi; 2-1, minuto 42: Mercado; 2-2, minuto 67: Messi; 3-2, minuto 85: Messi; 4-2, minuto 90+3: Luis Suárez.

ARBITRAJE: Antonio Mateu Lahoz, colegio valenciano. Amarillas para Piqué, Rog, Wöber, Franco Vázquez, Kjaer, Sarabia y Roque Mesa.

Fuente y Foto: www.sevillafc.es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies