El Eibar se mete en la pelea por la Europa League (1-4)

Goleada de la SD Eibar en Girona. Los locales ven frenada su carrera por la séptima plaza y los vascos se unen a dicha pelea.

CRÓNICA OFICIAL | Girona FC

El sueño europeo prácticamente se desvaneció para el Girona, tras caer por 1-4 ante el Eibar en Montilivi. Una derrota que complica aún más las opciones de los rojiblancos de conseguir algo histórico en una temporada, la del debut en Primera, inmejorable e inimaginable a inicios de curso. Pero los errores puntuales de hoy ante el Eibar penalizaron muchísimo el equipo de Machín, con un marcador que no acaba de reflejar lo que se vio sobre el terreno de juego.

Es cierto que el equipo entró frío al partido. Y lo pagó de buen inicio. Con tres novedades en el once (Muniesa, Mojica y Borja García), los rojiblancos eran un reflejo del mismo cielo, gris y apagado, que reinaba sobre Montilivi. Con dificultades para sacar el balón jugado, y más blandos de lo habitual en defensa, recibieron el primer gol apenas en el minuto 8: pelotazo atrás de Mojica, Inui se anticipa al último defensor (Borja García) y la cede para que Dani García conduzca el contragolpe que acabaría sellando Kike García a portería vacía.

Tocados por el 0-1, y con el Eibar obligándolos a jugar excesivamente en largo, el equipo no disfrutó de la primera ocasión clara hasta pasado el minuto 20, con un remate de Stuani rechazado por el portero Riesgo. A partir de aquí, el Girona se transformó en su mejor versión, haciendo circular el balón con velocidad, presionando bien arriba, y llegando con mucho peligro por las bandas. Granell, Alcalá y Stuani tuvieron el empate, pero cuando mejor estaban jugando, Kike hizo el 0-2 tras un saque de esquina (min. 38). El delantero azulgrana podría haber firmado un ‘hat-trick’, ya en el 45′, si Bono no hubiera salvado su remate a bocajarro.

En la reanudación, el Girona continuó siendo el de las grandes ocasiones, obligando a los vascos a jugar replegados dentro de su propio campo. Fruto de una de las numerosas aproximaciones llegó el 1-2, de nuevo de estrategia: córner servido por Borja para la llegada de Aday, que la empalma de primeras para batir a Riesgo (min. 55).

Espoleados por los casi 10.000 aficionados, los de Machín siguieron contando con numerosas aproximaciones, pero las constantes interrupciones en el juego fueron disminuyendo el ímpetu rojiblanco. A falta de 10 minutos para el final, el técnico volvió a modificar el sistema, pasando a un 4-4-2. Pero instantes después, otro error colectivo penalizó enormemente el equipo: falta servida rápidamente por Inui para Joan Jordán, que define a placer (1- 3, min. 80). Ya con el tiempo prácticamente agotado, y con jugadores y aficionados anímicamente deshechos, Inui marcó el 1-4 definitivo.

Fuente y Foto: www.gironafc.cat

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies