El Espanyol perdona en exceso al Levante (0-0)




Abrían la octava jornada de LaLiga Santander el Espanyol y el Levante y no lograron darnos un gol que llevarnos a la boca. El Espanyol lo intentó todo y se desesperó con el árbitro.

CRÓNICA OFICIAL | RCD Espanyol

El Espanyol volvió a la competición con un empate totalmente insatisfactorio a tenor del juego y de las claras oportunidades que tuvo el conjunto catalán. Los de Quique Sánchez Flores merecieron llevarse los tres puntos, pero la pelota no quiso entrar. Y cuando quiso, Undiano Mallenco anuló el gol de Gerard que hubiese dado la victoria a los espanyolistas.

El partido comenzó con incertidumbre. Marc Navarro fue duda hasta última hora por las molestias en su tobillo. Finalmente, el catalán superó la prueba y fue titular de la partida. Quique Sánchez Flores repitió prácticamente el mismo once de las últimas jornadas con Navarro como principal novedad. El técnico confiaba en que su once tipo volviera a ofrecer un alto nivel ante un Levante que llegaba con dudas tras los últimos resultados.

Los dos contendientes ofrecieron un partido entretenido, con constantes llegadas al área y al que solo le faltó un poco más de precisión en la áreas para que el espectáculo fuera completo. El Espanyol dispuso de una clarísima oportunidad en el minuto diez. Jurado, con un toque sutil, obligó a Raúl a estirarse al límite y Baptistao, cuando todo el Estadio RCDE cantaba el gol, envió el balón fuera. Los blanquiazules continuaron insistiendo con un Gerard muy participativo y que puso al límite a la defensa visitante que se vio favorecida por algún juego de fuera dudoso. Sin elaborar mucho juego, los de Sánchez Flores fueron capaces de generar peligro y de ir de menos a más claramente durante el primer tiempo. Baptistao, de nuevo, fue protagonista con un remate de cabeza que se perdió por encima del larguero.

El Levante encajó bien los golpes y tampoco dudó en poner a prueba a la defensa blanquiazul. Pau volvió a transmitir mucha seguridad y, por suerte, los delanteros levantinistas tampoco tomaron las decisiones más acertadas. El Espanyol, que a ratos imprimió un alto ritmo, acabó encerrando al Levante en su campo, con continuas llegadas por la banda izquierda, pero sin la puntería necesaria para inaugurar el marcador. Gerard, con un disparo forzado, y Marc Navarro, de falta, fueron los últimos en intentarlo antes del descanso.

El segundo tiempo empezó con susto para la parroquia blanquiazul. Afortunadamente, Pau estuvo rápido de reflejos para despejar a córner un remate peligrosísimo de Ivi. El Espanyol no se dejó intimidar y volvió a coger las riendas del partido. Con un juego vertical e incisivo, los blanquiazules siguieron buscando la portería contraria con asiduidad. Para darle más chispa ofensiva al equipo, Quique decidió dar entrada a Sergio García. El ‘9’ blanquiazul no tardó en demostrar su clase con una acción que acabó desaprovechando Leo Baptistao en una situación ventajosa para marcar.

Arriesgó definitivamente el técnico espanyolista con la entrada de Granero por Javi Fuego en el doble pivote. Un mensaje claro: había que sumar los tres puntos. La victoria estuvo cerca en una doble oportunidad clarísima para los locales: Darder estrelló un remate lejano en el larguero y Raúl sacó una mano in extremis para salvar el gol de Sergio García. Al Levante le salvó el palo, su portero y Undiano Mallenco que anuló un gol de Gerard por una presunta falta a Luna. Las diferentes repeticiones no aclararon si realmente existió falta del delantero en el salto. De allí al final poco se jugó y el Espanyol tuvo que confirmarse con un empate que sabe a poco.

Fuente y Foto: www.rcdespanyol.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies