El Levante cierra su permanencia ante un Sevilla en caída libre (2-1)




Triunfo del Levante UD ante el Sevilla FC para culminar el objetivo de la salvación. Los hispalenses siguen encadenando disgustos.

CRÓNICA OFICIAL | Levante UD

Quizás el gol conquistado por Roger identifique todos aquellos aspectos que Paco López desea inocular en la mente de los jugadores que alecciona. La diana conjuga confianza y valentía en el nacimiento de la acción. El balón fue pasando por las botas de los futbolistas azulgranas y por la geografía del verde en un viaje que se fue afilando conforme el cuero se iba acercando a las inmediaciones de la portería defendida por David Soria. Esa seguridad, en el maneja del esférico y también en el dominio de la situación desde una perspectiva espacial, trocó en puro vértigo y en puro arrebato cuando Coke Andujar conectó entre líneas con Morales. El lateral vuelve a ser decisivo en tareas ofensivas. El Comandante se impulsó hacia el interior del área sevillista con determinación. El atacante se puso el disfraz de prestidigitador con un golpe de cintura que le permitió esconder el cuero de la mirada de los defensores. El cambio de ritmo de Morales es letal. Su velocidad es instantánea. Nadie le puede parar cuando inicia la arrancada. Y las profundidades de su cerebro esconde un lugar para la imaginación.

El Comandante volvió a efectuar lo que nadie parecía prever sobre el verde. Es un verso libre. Su catálogo de recursos es profundo y rico en matices. Roger concluyó una acción superlativa en su concepción y en su materialización con una diana redentora desde un prisma más personal. El atacante ejerció de atacante en el territorio del rectángulo de juego en el que se materializa su influencia. Estaba en el momento justo en el instante determinante para impactar con el balón. Un goleador vive de su relación con el dominio físico que marca el gol. Es su hábitat y su razón de ser. Es una evidencia. Anda necesitado el Pistolero de acciones que destilen complicidad con la disciplina del balompié después de un curso de nacimiento aciago con una lesión de consideración. Posiblemente por esa razón se expresó con tanta vehemencia en la celebración.

Por encima de victoria subyace una nueva variable; este Levante emociona. Con un juego superlativo cautivó a la Primera División. Era un partido determinante como advirtió Paco López en los prolegómenos. En cierto modo era el partido como recordó en la intimidad del vestuario apenas unos minutos antes de asaltar el verde. Después de muchas semanas de penurias el Levante se aferró a la máxima categoría en un encuentro que no tenía arneses de sujeción. El balón iba y venía en un prolongado vaivén de emociones antitéticas con el foco en ambas porterías. Fue una constante durante los noventa minutos pasionales. El Levante asido a las botas de Campaña y a la clase de Lukic fue minimizando a un Sevilla en luna decreciente en las últimas semanas. Su espíritu ha menguado al calor de los postreros resultados obtenido en la competición liguera y en la Copa del Rey.
Antes Carlos Fernández había soltado un enorme zapatazo para igualar el choque. Fue un disparo seco y tenebroso al que Oier no pudo responder. El crecimiento de Campaña en los postreros partidos es exponencial a la proyección adquirida por el Levante de Paco López. Ayudó para desvencijar al Sevilla la velocidad que imprime Morales a sus acciones y el derroche físico y pasional de un grupo encolerizado en los minutos definitivos. El Levante desarboló a su adversario en esa fase del juego. Morales es velóz como un relámpago y rápido en la toma de decisiones. Lo demostró en la jugada que preludió el segundo gol. Campaña por el rabillo del ojo vio su desmarque. Soria titubeó en la salida. Ese segundo de duda fue letal. El Comandante ya había marcado la hoja de ruta a seguir. El gol perpetúa el nombre del Levante en el marco de la elite.

Levante UD: Oier, Coke, Róber Pier, Postigo, Luna, Lukic (Chema, minuto 86), Campaña, Morales (Pedro López, minuto 80), Bardhi, Boateng y Roger (Jason, minuto 62).

Sevilla FC: David Soria, Jesús Navas, Mercado, Lenglet, Escudero, Geis, Banega, ‘Mudo’ Vázquez (Layún, minuto 73), Sarabia, Nolito (Sandro, minuto 59) y Carlos Fernández (Muriel, minuto 70).

Árbitro: González González, castellano-leonés. Amarillas para Luna y Sarabia.

Goles: 1-0, minuto 11: Roger. 1-1, minuto 16: Carlos Fernández. 2-1, minuto 73: Morales.

Fuente y Foto: www.levanteud.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies