El Real Oviedo despierta en Lugo (0-1)

Aketza Villanueva
por Aketza Villanueva publicado en LaLiga 1|2|3 Lugo Notas de Prensa LaLiga 1|2|3 Real Oviedo




Triunfo del Real Oviedo en su visita a Lugo. Los asturianos logran tres puntos vitales para no seguir alejándose de los puestos de playoff de ascenso.

CRÓNICA OFICIAL | CD Lugo

CD Lugo y Real Oviedo disputaron un partido de poder a poder, en el que la diferencia de criterio ante la intensidad en el juego volvió a condenar, una vez más esta temporada, a los de Francisco. Hasta la expulsión de Kravets por doble amarilla, se vivió un partido parejo en el Anxo Carro en el que ambos equipos peleaban con fuerza cada balón dividido. Los locales, con uno menos y sufriendo un castigo dispar al de su rival en forma de amonestaciones, se defendieron con entereza. Pero, pese a ese pundonor con el que se emplearon los de Francisco, el Real Oviedo acabó llevándose el partido con un gol de Johannesson en el minuto 82.

Igualdad es el término que definiría el arranque del partido en el Anxo Carro entre CD Lugo y Real Oviedo. La igualdad previa en la clasificación, con los ovetenses dos puntos por encima, e idéntico planteamiento de ambos con el balón ya en juego. Ya no solo es que compartieran dibujo, sino también la idea de especular poco e ir de cara a por el partido.

Esa similitud en el fondo y las formas anuló en cierto modo las armas de ambos conjuntos, que no terminaban de finalizar las jugadas, en un choque que se había vuelto un tanto espeso ante la acumulación de hombres y esfuerzos. Compartían ambos clubes también las ganas de ver a Pelayo recuperado y las dos aficiones mostraron su apoyo al jugador asturiano en el minuto 18 con una sonora ovación.

En una primera mitad de alto ritmo y mucha disputa, los dos conjuntos buscaron minimizar los errores y el peligro llegó casi siempre llovido del cielo. Tuvo una buena oportunidad de cabeza Chuli cuando aún no se había llegado al ecuador del primer periodo y los de Anquela utilizaron la misma vía para generar peligro: A balón parado y proyectando balones a las cabezas de Toché o el ex-albivermello Carlos Hernández. Con el avance de los minutos, tanto los de Francisco como los de Anquela acentuaron esa búsqueda de no conceder al rival y el ritmo del choque descendió varias revoluciones. Se convirtió en un combate nulo en el que Moreno Aragón pito el final cinco segundos antes del 45. Tras la confusión del colegiado madrileño, tuvieron que regresar algunos jugadores que ya enfilaban el túnel y con un balón largo de Pita que murió por la línea de fondo, entonces sí, finalizó la primera mitad.

Comenzó el segundo periodo con la ocasión más clara en lo que iba de partido. Iriome apuró la banda hasta el final y el centro del canario le cayó en el punto de penalti a Fede Vico que disparó seco, pero Alfonso Herrero en una gran estirada salvó a los visitantes. El Anxo Carro subía decibelios y empujaba a los suyos en busca del primero. Respondía el Oviedo con dos carreras de Berjón cuyos centros abortaron primero Juan Carlos y luego Josete. Se enchufaba el fondo visitante también y comenzaba un bonito duelo de aficiones. Ese impulso anímico lo notaron los dos equipos que subieron, y mucho, sus revoluciones.

El partido se convirtió en un ida y vuelta en el que nadie regalaba un centímetro y en el que tanto CD Lugo como Real Oviedo llevaron sensación de peligro. Pero esa intensidad se volvió en contra de los albivermellos como en otras ocasiones durante esta temporada. En el minuto 65, en un balón dividido que disputaron Kravets y Cotugno, el colegiado mostró la segunda amarilla al ucraniano y el Lugo se quedó con uno menos. Un castigo que bien pudieron ver otros hombres carbayones amonestados, pero no corrieron la misma suerte, en este caso infortunio.

Comenzaba así la pesadilla de los locales que veían como, en un partido sin lances violentos, empeaban a acumular tarjetas amarillas a la vez que los rivales con los que iban a la disputa no debían pagar cuentas. Fue un desequilibrio en la balanza de la justicia que acabó desesperando a equipo y banquillo, y que acabó con Francisco siendo también expulsado.

No perdió la cara el equipo aun así al partido y con uno menos llegó a tener ocasiones para hacer gol. Pero el único tanto que subió al electrónico fue el del conjunto azul, que con un gol de Johannesson, tras un rechace en el área, firmaba una victoria que, hasta la expulsión de Kravets, parecía más al alcance del CD Lugo.

Fuente y Foto: www.cdlugo.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies