España se gusta ante una Gales sin Bale (1-4)

Aketza Villanueva
por Aketza Villanueva publicado en España Selecciones




Cómodo triunfo de la Selección Española en su encuentro ante Gales. Bale no jugó. Alcácer sigue de dulce.

CRÓNICA OFICIAL | RFEF

Sostiene Luis Enrique Martínez que le dan igual los nombres y los colores, que la Selección quiere jugadores en forma y que luchen en cada entrenamiento por uno hueco en el once. Lo sostiene y lo demuestra porque, en tres partidos, con tres equipos diferentes, ante tres rivales de entidad, la Selección ha presentado al mundo sus credenciales a futuro con doce goles y toneladas de fútbol.

Gales es Gales aún sin Bale, y jugó el Mundial por méritos propios. Ante España esgrimió la intención, ya conocida por el seleccionador español, de jugar con transiciones rápidas a los delanteros. Y los nuestros, a lo suyo, a lo nuestro: ambición por el balón, juego rápido, movilidad, precisión, ritmo, desmarques, juego y gol. Y si Paco Alcácer había demostrado estar en forma, llega, juega como titular y marca a los ocho minutos. Y si Suso había dado tres asistencias con su equipo en la liga italiana, llega y da un centro medido a Sergio Ramos para que este haga el segundo. Y así, minuto tras minuto. Tanto que, cuando marcó Paco Alcácer el tercero, en el minuto 28, los aficionados galeses desertaron en masa camino del resfresco, en el Principality Stadium.

Tras el descanso, llegó el turno para Kepa, Bartra y Koke. Y España volvió a jugar para silenciar Cardiff con su música de fútbol. Morata se desmarcaba para enseñar el pase a los centrocampistas, y a punto estuvo de hacer el cuarto gol tras una veloz combinación española. Ceballos distribuía con Koke y Suso en la media punta. Y Gales decidió no correr al ataque y guardar la ropa.

Todos los jugadores se ofrecían, siempre había un compañero pidiendo el balón, España movía y movía con velocidad hasta que aparecía el hueco, a veces por el centro, a veces por banda. Desde la derecha condujo Suso para estrellar un zapatazo en el larguero. Kepa atrapó con seguridad el único chut de Gales, en el minuto sesenta de partido. Marcó Bartra tras volar sobre el cielo de Cardiff. Y así, hasta los noventa y largos minutos de juego, ante un equipo local que solo se desperezó en los minutos finales para hacer su gol de cabeza, obra de Vokes.

Fuente y Foto: www.sefutbol.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies