La SD Huesca cree en el milagro (2-1)




Locura en Huesca. Victoria para los locales en el último suspiro. Se pasó del 1-2 al 2-1. Los sevillanos, en picado.

CRÓNICA OFICIAL | SD Huesca

Increíble victoria de la SD Huesca (2-1) ante el Sevilla FC en un agónico partido que se decidió en el descuento con un tanto del Chimy Ávila cuando el duelo tocaba a su fin. El encuentro, marcado por las decisiones del VAR en el último cuarto de hora, sitúa al equipo azulgrana más cerca que nunca de la soñada permanencia por los resultados de los rivales.

El Sevilla FC tuvo la posesión del balón en la primera mitad, pero la SD Huesca siempre dio la sensación de controlar el choque. Su fulgurante inicio de partido, con el tanto de Juanpi Añor en el minuto 7, dio tranquilidad al equipo de Francisco, que partió con la novedad de Ferreiro en el once inicial tras cinco encuentros en el banquillo. La serenidad se convirtió en escalofrío cuando en el minuto 15 un centro desde la derecha de Sarabia convirtió a Miramón en el mejor guardameta oscense. El lateral derecho salvó sobre la línea de gol el disparo de Promes primero y el segundo intento de Ben Yedder después. Los locales tuvieron poco más tarde la opción del segundo tanto con un cabezazo de Diéguez que saco Vaclik, mientras el Sevilla continuaba creando peligro con los centros de Navas desde el flanco derecho. Juanpi estuvo a punto de lograr el segundo gol en el minuto 33, pero su disparo desde dentro del área se marcho por encima del larguero.

La lesión de Miramón poco antes del final del primer periodo obligó a Francisco a mover a Ferreiro al carril derecho con la entrada al campo de Chimy Ávila. El segundo tiempo fue un monólogo sevillista, pero la SD Huesca supo sufrir durante más de media hora el asedio sevillista. Solo dos contragolpes, el primero con Juanpi a punto de llegar a un pase de Gallego; y el segundo con un disparo alto de Chimy, sacaron al equipo de su campo. El Sevilla insistió hasta que llegó el tanto de Ben Yedder en un polémico penalti, pero los locales sacaron la casta cuando parecía imposible obrar el milagro y Chimy Ávila, en la última jugada del choque, desataba la locura en El Alcoraz. Hoy más que nunca: ¡Sí, se puede!.

Fuente y Foto: www.sdhuesca.es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies