Marco Verratti, entre la ilusión blaugrana y el poderío parisino

Aketza Villanueva
por Aketza Villanueva publicado en FC Barcelona Francia Internacional LaLiga Santander

Siempre resulta complicado hacerse con un gran jugador cuando en su equipo de origen no hay voluntad alguna de vender. Si además se te ven las necesidades de lejos, se hace público y notorio que has negociado con él, y enfrente está un club con el dinero por castigo como es el PSG, la jugada se acerca demasiado a lo imposible. El Barça necesita volver a mostrar al mundo su proyecto. El italiano se antoja vital.

Podríamos decir que Marco Verratti no es, medido con precisión de cirujano, el jugador que necesita el Barça. Analizando su esquema de juego de la última década y contando que Ernesto Valverde lo mantenga, sería algo más defensivo de lo necesario y un poco menos creativo de lo deseado. Pero con la sombra de Xavi Hdez cada día más alargada, con un Andrés Iniesta que debe cuidar en demasía su físico, con la MSN centrada casi en exclusiva en la creación de tres cuartos en adelante y muy lejos de tener aquel centro del campo que imponía estilo y resultados, Verratti pasa de opción a necesidad.

Es imposible conocer hasta qué punto han dicho «no» al Barcelona todos los jugadores que se están manejando estas semanas, y los que se manejaron la temporada pasada, pero el equipo necesita alguien reseñable en el eje y el club necesita un jugador que haga retornar la credibilidad absoluta al proyecto (no el concepto real, en el que es competitivo, sino en el atractivo, en el de mercado). La afición, harta de los Paulinhos y Limas de turno, tras los canteranos vendidos a precio de saldo (sangrante el caso de Jordi Mboula) y con la polémica del precio por Semedo, arde en deseos por el joven medio italiano.

¿Y cómo está la situación? Verratti está ansioso por llegar a Barcelona. Se ve al mando de los blaugranas tanto en el actual 4-3-3 como en un ideal 4-2-3-1 con Busquets de pareja de baile y Messi de enganche. Le encandila más el proyecto español que el francés, a pesar de llegarle de continuo que el PSG quiere seguir construyendo el futuro a su alrededor. Tras tener que salir a pedir disculpas por las palabras de su representante, desde la directiva del FC Barcelona le habrían llamado pidiéndole tranquilidad, que deje pasar los días, y que deje que se calmen los ánimos sabiendo que el verano es muy largo. Ahora, con la llegada del PSG a Estados Unidos, la presión se diluye y el ambiente se torna menos dramático sin la prensa parisina encima en el día a día.

Bartomeu, que ya mostró públicamente el interés del FCB por el jugador días atrás, sabe que el precio, ahora mismo, es prohibitivo. Al PSG lo que precisamente no le hace falta es el dinero y no tiene intención de variar su postura. La esperanza culé recae en una posible llegada a Paris de la dupla Fabinho – Mbappé, tras la que creen sería más factible sacar a Verratti de Paris por unos más asequibles 70-75 millones.

 

Foto: http://es.psg.fr/

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies