Muniain devuelve a su realidad al Espanyol (3-0)

Un doblete de Muniain dejó los tres puntos en San Mamés. El RCD Espanyol, que venía en leve fase ascendente, jugó a contracorriente todo el partido.

CRÓNICA OFICIAL: Athletic Club

Fue la noche ideal. Una goleada por 3-0 al Espanyol para romper una mala racha y devolver el optimismo y la fe a San Mamés. Muniain, autor de dos goles, y provocador del tercero, en propia puerta, lideró un triunfo que sitúa al Athletic a tres puntos de Europa, que a día de hoy la marca la Real Sociedad.

Los leones saltaron al campo muy puestos desde el principio y para el minuto 16 ya ganaban por 2-0 gracias a un doblete de Muniain. El primero llegó en una buena disputa de Raúl García, en la que el capitán anduvo rápido para mandar ajustado el balón suelto.

Gaizka Garitano había sorprendido a Machín con la inclusión del navarro en la mediapunta, adelantando a Raúl García a la posición de nueve y mandando a Williams al extremo. Fue Iker el que se marcó un soberbio gol desde fuera del área al empalmar una volea en parábola que superó irremisiblemente a Diego López.

El Espanyol, aturdido de inicio, no se vino abajo y tuvo su momento en la primera parte para acortar distancias. Primero, le anularon un gol por fuera de juego claro a Bernardo de cabeza y después, Unai Simón hizo la parada del partido al estirarse de manera impecable a otro testarazo de David López. La parada recordó a Oblak.

Los rojiblancos disfrutaron de una buena ocasión al contragolpe para el 3-0 tras el descanso. Fue una acción liderada por Muniain, centrada por Raúl García y empalmada al segundo palo por Córdoba con la derecha. Diego López la atrapó. Garitano dio entrada a San José por Unai López para dotar de consistencia a la medular.

El Athletic empezó a hacer daño al galope y el Espanyol se entregó. Cayó el 3-0 en un saque de falta de Iñigo Martínez hacia Capa, dejada de Córdoba y Muniain, entrando con fe desde la mediapunta, forzó a Víctor Gómez a batir en propia puerta a Diego López. Era la noche de Iker y se fue con una gran ovación, sólo comparable a un derroche de puntería en Copa ante el Celta. Los periquitos sólo tuvieron una opción, en la que Unai Simón sacó un mano a mano a Wu Lei.

Fuente y Foto: www.athletic-club.eus

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies